EL RINCÓN DE ALBERTO

Todo comenzó con un encuentro

TIEMPO DE EXPERIENCIAS

Este domingo 27 de noviembre parto para nuestra primera experiencia. Estaré con la comunidad indígena de los Chamulas en el estado de Chiapas.

Uno de los elementos clave de la Tercera Probación son las experiencias apostólicas. Éstas deberían ejemplificar el trabajo de los jesuitas con los pobres y desfavorecidos en “el servicio de la fe y la promoción de la justicia”, pensadas para poner al tercerón en ambientes nuevos y desafiantes, en actitud de servicio humilde y desinteresado.

En nuestro caso esta primera experiencia puede ser un elemento que “toque nuestros corazones” de una manera especial estando con personas y ambientes donde Dios se manifiesta de una manera especial, es decir, con las personas más necesitadas: presos, enfermos, comunidades indígenas,… Gran preparación, sin duda, de cara a nuestro mes de ejercicios.

Se nos ofrecen distintas experiencias por todo el país: Un hospital con enfermos crónicos en Tepexpan (México); diversas parroquias en Parras, Chalco, Ajusco, Oaxaca, Tatahuicapan, Plátano y Cacao, muchas de ellas en ámbitos rurales y con comunidades de base; instituciones que trabajan con personas inmigrantes: Saltillo, Tierra Blanca y Kino Border Iniciative; nuestra enfermería de jesuitas ancianos en Villa María; la colonia penal de las Islas Marías; y las misiones indígenas de Chenalho, Bachajón y Chamula en Chiapas.

Realmente uno se siente orgulloso de cómo los jesuitas mexicanos dedican su vida y su misión, en muchos casos en colaboración con otros, a la gente que más lo necesita.

La misión indígena de los Chamulas

En mi caso, Pancho me envía a San Juan Chamula con la comunidad indígena de los Chamulas, en el corazón de Chiapas. Por allí estaré viviendo en una comunidad con un jesuita, Pedro Arriaga, un voluntario Alejandro Michel y Xavier Ruiz, un indígena Tzotzil, que me comentan está a punto de casarse en el mes de diciembre. El mes de diciembre es especialmente intenso a nivel celebrativo: La fiesta de la Virgen de Guadalupe con sus preparativos, las “Antorchas”, muchos bautizos, y por supuesto, todas las celebraciones Navideñas.

Pedro Arriaga es el párroco allí y lleva ya una larga trayectoria con los Chamulas. Si os interesa conocer un poco como es el contexto de los Chamulas y la vida allí podéis leer este artículo breve escrito por el mismo Pedro:

Evangelio y Cultura: Experiencia de Pedro Arriaga S.I. en Chiapas, México

2 comentarios el “TIEMPO DE EXPERIENCIAS

  1. ricardogonzalezsanchez
    noviembre 24, 2011

    Alberto, que esta experiencia entre los chamulas chiapanecos fortalezca tu vocación al servicio de los más necesitados. Un abrazo fuerte.
    Ricardo González

  2. albertoares
    noviembre 25, 2011

    Hola Ricardo, muchas gracias. Espero poder compartirla contigo a la vuelta. Un fuerte abrazo,
    Alberto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 24, 2011 por en encuentro, Jesuitas, pastoral, Servicio, Vida.

introduce tu email para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas por email.

Instagram

Caminante no hay camino, se hace camino al andar

#amanecemelilla #picoftheday #sky #montemariacristina #melilla #spain
A %d blogueros les gusta esto: