EL RINCÓN DE ALBERTO

Todo comenzó con un encuentro

Comienza la aventura chapaneca

Ayer mismo llegué a Chiapas, con la suerte que mis amigos Nuria y Luis, con los dos peques me estaban esperando en Tuxtla, la capital del estado chapaneco. Da gusto ver a Diego ya hecho un hombrecito y a Marina que está a punto de cumplir un año.

En San Cristóbal de las Casas desayunamos en casa de mis amigos y estuvimos paseando un poco. Fue la manera de ir aclimatándome a los 2.200 metros de altitud en los que se encuentra la ciudad. San Cristóbal es una ciudad colonial preciosa, núcleo de confluencia de todas las comunidades indígenas de la región.

Al rato nos vinimos a la comunidad jesuita donde ya nos esperaba mi compañero jesuita, Pedro Arriaga y Alex Michel, un joven voluntario de Guadalajara, que acababan de llegar de celebrar la misa con la comunidad de los Chamulas. También estaba llegando Xavier Ruiz, el último miembro de nuestra casa, un joven indígena tzotzil, que trabaja en Caritas y que está a punto de casarse.

Pedro pasó de acompañar a los desplazados guatemantecos a Chiapas hace más de diez años, por una petición a la Compañía del obispo de Chiapas, D. Samuel, después de la masacre de Azteal. Aquí es un hombre muy querido por las comunidades y también por el obispo actual.

Un saludo rápido y salgo escapado con Pedro para Comitán, una ciudad a dos horas de San Cristóbal. Allá tuvimos una charla y eucaristía con una comunidad de unas 250 personas, familias que forman una gran comunidad. Tenían un encuentro de todo el día, en su nuevo local, una nave a medio construir en los alrededores de Comitán. Gente sencilla, de gran fe, muy celebrativa y cariñosa.

Hoy voy a colaborar con una radio católica de la diócesis. Estoy por aquí preparando un poco el programa. Mañana tengo clase en el seminario, dando una sesión sobre Doctrina Social de la Iglesia. Trataré el tema de la Migración. Y el miércoles me voy a la misión de los jesuitas de Bachajón en la zona de selva de Chiapas. Pasaré por allí con ellos la fiesta de San Francisco Javier, que es el patrono de la misión y se prepara una gran celebración con las comunidades indígenas de allá.

Muy contento de poder conversar con la gente, pasear por las calles,… Me he pasado un buen rato hablando sobre las culturas indígenas de Chiapas, la historia, las costumbres,… con Vicky, la señora que está con nosotros en la casa, y Juan y su hijo Felipe que venían de visita. Juan es líder de un municipio independiente, dentro de la comunidad indígena de los tzotzil. Todavía no entiendo muy bien que significan todos estos términos, pero iré aprendiendo poco a poco.

(Las dos fotografías son de la Plaza Principal de Comitán)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 28, 2011 por en encuentro, Jesuitas, pastoral, Peregrinos, Servicio, Vida.

introduce tu email para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas por email.

Instagram

Caminante no hay camino, se hace camino al andar

#amanecemelilla #picoftheday #sky #montemariacristina #melilla #spain
A %d blogueros les gusta esto: