EL RINCÓN DE ALBERTO

Todo comenzó con un encuentro

KOLA’BALIK

Dice un refrán castellano que “es de bien nacidos el ser agradecidos”. Y es que siento que tengo mucho que agradecer. Estos días han sido jornadas intensas de muchas celebraciones con las diversas comunidades: posadas, misas de Nochebuena y Navidad, villancicos,… Todo ello me recuerda que ya va pasando el mes de estancia aquí en Chiapas. Mañana comienzo el camino de vuelta a Puente Grande.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Echando la vista atrás afloran muchos gratos recuerdos, multitud de rostros, conversaciones, amistades reforzadas, encuentros, descubrimientos, cariño y sorpresas. Sí, sorpresas como cuando uno se deja hacer como un principiante. Y es que no me quedaba otra, porque la verdad que la experiencia de Dios y la realidad muchas veces nos excede por todos lados y se nos impone.

Gracias a Pedro Arriaga he podido conocer, aprender y echar una mano en un abanico amplio de experiencias: eucaristías y bautizos en San Juan Chamula; varias entrevistas en Radio Tepeyac; convivencia de agentes de pastoral de la diócesis de San Cristobal; vigilia y celebración de San Francisco Javier en Bachajón; asamblea de socios de la miel de Maya Vinic en Acteal; encuentros en las comunidades de Chamula (Yacanpot, Las Ollas,…); visita a la cooperativa de café y de artesanías en Chilón; retiro y misa con matrimonios en Comitán; clases en el seminario con los estudiantes de filosofía; retiro  con Jóvenes Misioneros de la  Caridad en el albergue de las Misioneras de la Caridad; celebraciones en el Centro de Pastoral Chamula; visitas a varios parajes naturales y arquitectónicos de Chiapas; encuentro con los jóvenes del movimiento Var- Gar, asociado a las Hnas. Clarisas; encuentro navideño y comunitario con la comunidad jesuita en Bachajón; boda de Javier y Claudia, amigos de San Cristobal; Conmemoración de las víctimas de Acteal; bendición en la apertura de la cafetería de Maya Vinic; visita a Caritas de San Cristobal de las casas; confirmaciones en San Juan Diego – La Hormiga; eucaristías, matrimonios, bautizos, funerales, bendiciones,… en La Candelaria, La Florecilla, El Carmen, Chenalho,…; conversaciones con compañeros, personas de las comunidades, con D. Felipe -el obispo-, con las hermanas, los jóvenes, con mis amigos Luis, Nuria y sus peques,… y, sin duda, con Pedro.

Tanto los compañeros jesuitas, como las comunidades y las hermanas clarisas que comparten misión en Chamula, como Luis y Nuria han sido toda una guía y un continuo referente con los que aprender, intentar no meter la pata demasiado, y con los que poder colaborar.

MIL GRACIAS A TANTA GENTE BUENA POR TANTO BIEN RECIBIDO. Es casi de las pocas palabras que sé en toztzil: KOLA’BALIK (gracias “en plural”).

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

VER MÁS FOTOS DE NOCHEBUENA “un poco anticipada”😉 (Centro de Pastoral San Juan Chamula)

2 comentarios el “KOLA’BALIK

  1. Pingback: Lo dado a la tierra germina « EL RINCÓN DE ALBERTO

  2. Pingback: Signo de Esperanza | EL RINCÓN DE ALBERTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el diciembre 26, 2011 por en amistad, catequesis, encuentro, Esperanza, globalización, Jóvenes, Jesuitas, Oración, pastoral, Peregrinos, Servicio, Vida.

introduce tu email para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas por email.

Instagram

Caminante no hay camino, se hace camino al andar

#amanecemelilla #picoftheday #sky #montemariacristina #melilla #spain
A %d blogueros les gusta esto: