EL RINCÓN DE ALBERTO

Todo comenzó con un encuentro

Miña terra galega

¡Qué bien se encuentra uno en casa! Así me he sentido yo estas dos semanas en Vigo, en la comunidad de jesuitas del Colegio Apóstol Santiago. Tiempo para avanzar en la tesis, tiempo para hacer algo de deporte siguiendo la máxima de “Mens sana in corpore sano”; tiempo para disfrutar de la familia, de los compañeros jesuitas, de los amigos,… Además con unas temperaturas muy templadas contemplaba las olas de calor en el resto de España ¡Qué más se puede pedir!

“Miña terra gallega” es una canción de Siniestro Total, un grupo gallego que versionó en los años 80 la tan conocida canción de “Sweet home Alabama”. La letra me conecta con muchos de los temas con los que ando entre manos en este último tiempo: La emigración, la morriña que trae la distancia, el recuerdo de las tradiciones familiares, del hogar materno,…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Me he acordado mucho del que está dando la vuelta al mundo, del campamento en Tabuyo, de la familia en Veguellina y Santa Colomba, de los voluntarios en Albania, de las dos amigas que estabais en el albergue de Tierra Blanca en Méjico, de los viajeros incansables por la India, de mi amiga “retirada” en Livron (Francia), los que visitabais a los vuestros en Valladolid, del aventurero por tierras de Islandia, de los que viajabais a “Huerva”, los que trabajabais a diario, la familia en los fríos invernales de Balcarce, los amigos peregrinos a Santiago, los que celebraban el baby shower en Boston, los caminantes en la cabrera leonesa, los amigos en Chile, los que hacíais horas de hospital en el Meixueiro, los peregrinos en centroamérica,  los que os reencontrabais en Meirás con los peques, la abuela que recogía a su nieto en San Cristóbal de las Casas, los que disfrutabais en Porto Novo, los que soportabais los calores de Javea, Pucela, Orense, Vallarta, Madrid… y un largo etcétera (se me queda mucha gente)…

Suerte de haber dado otro fuerte empujón al trabajo de la tesis. ¡Qué contento! Suerte de poder disfrutar estos días de mi sobrina, de mi hermano, de Susi. Todo un regalo. Buenas conversaciones a la mesa con la comunidad de jesuitas, en la eucaristía, la sala de comunidad,… ¡Qué más se puede pedir!

Ahora comienzo el regreso a la meseta castellana haciendo un alto en tierras leonesas para celebrar como se merece a Nuestra Señora con la familia.

¡Gracias por este tiempo compartido!

Miña terra galega
donde el cielo es siempre gris
miña terra galega
es duro estar lejos de ti

2 comentarios el “Miña terra galega

  1. Javi Cortegoso Lobato
    agosto 14, 2012

    Has despertado toda mi morriña!!! Un abrazo desde Bogotá!!!

  2. albertoares
    agosto 15, 2012

    Muchas gracias por el abrazo Javi!!! Disfruta mucho en Bogotá. Una pena no haberos visto el sábado de la celebración en casa de Vidal!!! Un abrazo a toda la familia!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en agosto 14, 2012 por en amistad, encuentro, Esperanza, Jesuitas, Peregrinos, Vida y etiquetada con , , , , .

introduce tu email para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas por email.

Instagram

Caminante no hay camino, se hace camino al andar

#amanecemelilla #picoftheday #sky #montemariacristina #melilla #spain
A %d blogueros les gusta esto: